Estrategias de diferenciación: ejemplos para freelance y pymes

estrategias de diferenciación en empresas

Hoy, más que nunca, tener una buena estrategia de diferenciación que te ayude a destacar es un elemento clave para tener éxito en los negocios o con tu actividad profesional.

Tu objetivo debe ser brillar de alguna forma y atraer la atención para conseguir así dejar de ser uno más del montón y salir de la zona gris, de la tierra de nadie.

La mala noticia es que en un entorno tan competitivo como el actual, en el que parece que todo está inventado, innovar y diferenciarse es un reto complicado.

La buena es que hay muchas maneras de ser diferente. Y con conseguir serlo en una o dos puede ser suficiente. Vamos a ver las distintas estrategias de diferenciación y algunos ejemplos prácticos que te pueden inspirar.

La importancia de ser diferente

En el pasado podía bastar con ofrecer un buen producto o servicio para mantener un negocio a flote, fidelizar a la clientela e incluso crecer.

Sin embargo, en la era de la sobreabundancia, internet y los océanos rojos. el panorama hoy es un tanto diferente.

Sobre todo en el mundo online, la conexión marca-clientes es más importante que nunca. Después del punto de inflexión que supuso la pandemia, el entorno digital se convirtió en el escenario principal de nuestras vidas, lo que hizo que los negocios volcaran ahí sus esfuerzos. 

Los usuarios están cada vez mejor informados y tienen una mayor cantidad de opciones entre las que escoger a la hora de comprar.

Es por eso que las empresas entran en una especie de puja, y ganará la que no solo sepa satisfacer sus necesidades, sino que les ofrezca algo que consideren irremplazable. Eso sí, definir ese algo no es tarea fácil.

A pesar de que la información juega un papel crucial, el factor emocional sigue siendo determinante. Y como es difícil hacer previsiones cuando se trata de las emociones, no hay una fórmula única para ofrecer un valor que marque la diferencia

6 estrategias de diferenciación con ejemplos

Existen muchas maneras de abordar las estrategias de diferenciación. Para poder ver con claridad a qué nos referimos, vamos a clasificarlas en estas 6 categorías:

estrategias de diferenciación

1. Diferenciación por nicho

Consiste en enfocarse en un área muy específica dentro de tu sector, de forma que te perciban como especialista.

Esto reduce un poco tu rango de acción, pero te llevas una proporción mayor de la cuota de mercado porque consigues conectar y satisfacer mejor a los clientes.

La diferenciación no consiste en que te dediques ni al negocio más económico ni al mejor, pero sí que seas el único o de los pocos que se dedica a ese nicho en particular.

La diferenciación por nicho suele girar en torno a un tipo de cliente determinado o a una tecnología concreta. Por ejemplo me dedico al desarrollo web para profesionales freelance que quieren páginas y embudos con diseños atractivos construidos con Divi.

2. Diferenciación por costes

Es una de las estrategias menos recomendables, pero sigue siendo aplicable a muchos tipos de negocio.

Se trata de adoptar ciertas medidas que permitan llevar los costes al mínimo, de forma que puedas ofrecer el precio más bajo del mercado en relación con tu competencia. 

Generalmente se consigue a base de sacrificar calidad.

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con la diferenciación por costes, pues en general atraerás a clientes que no serán fieles a tu marca y solo buscan gastar lo menos posible.

Los comercios de todo a un euro de toda la vida son un buen ejemplo. O los desarrolladores web que apuestan por precios muy económicos en base a plantillas predefinidas (dónde el margen de adaptación que tiene el cliente es muy bajo).

3. Diferenciación por branding

Hablamos de la manera en que comunicas. Y es que muchas veces lo que más distingue a una marca es la personalidad que transmite. Por ejemplo, que sea agresiva, divertida, irónica o dulce.

Saber manejar la comunicación y dotar al negocio de una esencia única es un factor diferencial y uno de los más efectivos a la hora de ganarse al público.

Con el fuerte crecimiento de las redes sociales de estos últimos años han surgido nuevas oportunidades para la diferenciación por branding. Y para los buenos comunicadores

En el entorno online la diferenciación por marca es todavía más importante, como puedes ver en esta guía de 12 pasos para crear tu marca personal.

La diferenciación por branding ofrece tantas posibilidades que he dedicado el siguiente apartado de este artículo a la serie de ejemplos prácticos.

4. Diferenciación por procesos

Un pequeño cambio en las tareas que hay que seguir para ofrecer un producto o servicio es otra forma de marcar la diferencia.

Una buena idea es integrar al cliente en el proceso, o incluso darle todas las herramientas para que sea él quien lo lleve a cabo, bajo el concepto de DIY (hazlo tú mismo).

La diferenciación por procesos te puede dar ventajas competitivas tanto reduciendo costes como ofreciendo un mejor servicio al cliente.

Trabajar a fondo el manual de procedimientos y procesos en tu empresa es un paso previo para luego ir afinándolos.

5. Diferenciación por producto

Para lograrlo, lo que ofreces debe ser algo que no se haya visto antes en el mercado, bien sea por su funcionamiento, su tecnología, su calidad o su diseño.

O al menos porque incorpore alguna característica o funcionalidad novedosa. Como ofrecer un periodo de prueba o de garantía o un servicio de soporte con atención por whatsapp cuando casi nadie lo esté haciendo.

O un bonus que complementa tu oferta con algo que resulte atractivo y que esté relacionado con ella.

Por ejemplo, un programador puede vender un paquete de página web a medida junto con un diseño de logo (hecho por otro profesional) o un curso para usar la web de forma eficiente. Esto aumentará el valor de su servicio inicial y se puede cobrar más de lo que costaría cada cosa por separado.

También puede ser adaptando tu cartera de productos al paradigma digital. Por ejemplo consultores, coaches y expertos con nuevos sistemas de entrega online, como sesiones online, infoproductos o membresías.

Como ves, no siempre se trata de inventar la rueda, sino que muchas veces va de juntar dos ideas ya existentes y darles un giro novedoso.

O de ver lo que se está haciendo en otros países o ciudades y ser de los primeros en adaptarlo al tuyo.

6. Diferenciación por experiencia del cliente y proceso de venta

Las marcas que ponen al consumidor en el centro de la estrategia han sido las que mejores resultados obtienen.

La clave está en hacer que la venta no sea una mera transacción, sino una experiencia en sí misma. Aquí entran en juego la atención al cliente, la personalización y el servicio posventa.

Vender de una manera original y diferente es una de las mejores acciones de diferenciación que puedes hacer, como veíamos en el ejemplo de miss excel en tik tok.

O apostando por la ominicanalidad en los servicios cuando todo el mundo está apostando por el online, recuperando por ejemplo acciones presenciales como una presentación en un hotel que luego se combine y complemente con embudos online.

Además puedes plantearte ofrecer facilidades de pago aplazado si nadie lo hace, explicar tus propuestas personalizadas con videos explicativos u ofrecer un acceso inmediato al servicio.

6 Ejemplos de estrategias de diferenciación por marca y branding

Como te decía, por su importancia en el momento actual vamos a profundizar en esta lista de ejemplos de estrategias de diferenciación por marca:

Un diseño que enamore

Un diseño gráfico y estético exclusivo y diferente, en redes sociales y web, que transmita los valores de tu marca y el posicionamiento e imagen que quieres conseguir ante tus clientes ideales.

Una voz que resuene

Una voz o estilo de comunicación que conecte de una nueva forma con tus clientes, de manera más cercana, directa u original. Lo importante es que deje huella, que se recuerde.

Por ejemplo, trabajando un copywriting y unos textos diferentes a lo habitual en tu sector. O con una estrategia agresiva de emailing, por ejemplo enviando un correo diario o con un lenguaje inusual en tu sector.

Un contenido de calidad y una red social diferente

Una presencia destacada y original en tu red social de referencia, con contenidos llamativos y de calidad que generen engagement.

Para ello necesitarás trabajar una estrategia de contenidos diferente, cuidando la calidad e incorporando esa voz que resuene. Y lo puedes hacer de muchas formas, en video, audio o por escrito.

Sin olvidar que sigue funcionando tener un buen posicionamiento SEO en Google y que ese contenido te va a ayudar a conseguirlo. Será difícil de conseguir si estás empezando pero es una opción a valorar si ya tienes un cierto recorrido.

Exposición de malos comentarios

La mayoría de las pymes y freelances huyen de las malas reseñas, pero es posible darles la vuelta y convertirlas en un factor diferencial.

En lugar de esconderlas, publícalas y haz una exposición de lo ocurrido, analizando los fallos y reflexionando sobre lo que harías diferente. De ser posible, ofrécele a esa persona la oportunidad de reparar o mejorar su primera experiencia. No solo ayudará a tu reputación, sino que es muy probable que ese cliente, ahora satisfecho, se convierta en portavoz (positivo) de tu negocio.

Negocios temáticos

Mitología, arte y pintores famosos, cultura asiática, espacio exterior. Hacer que la marca gire alrededor de un tema es una manera divertida y original de diferenciarla. Esto formará parte de su identidad visual y su cultura, pero además permitirá jugar con los nombres de los productos, eslóganes y demás elementos identificativos. 

Causa social 

Asociar el negocio con una iniciativa social no solo tiene un impacto positivo en el entorno, sino que mejora la percepción de los consumidores. Se puede hacer de forma recurrente, para una determinada época o con ocasión de un día especial, o permanente, como parte de la identidad de la marca.

Encontrar una estrategia de diferenciación adecuada es tan complejo como necesario. A pesar de que cuesta tiempo dar con la correcta, e incluso pueden hacer falta cambios en el camino, es una inversión a medio y largo plazo. La clave está en que esa diferencia sea relevante y valiosa para el consumidor. Solo así podrás hacer que te prefiera por encima de la competencia.

Compartir este post en redes sociales

Descubre nuestras master clases especiales para freelance y pymes:

Si quieres emprender:

Los 4 Pasos Imprescindibles para Crear un Negocio Viable

Si quieres escalar:

Las 12 Claves de los Negocios Online en la era post pandemia

Javier Santos Pascualena

SOBRE EL AUTOR

Javier Santos Pascualena

Socio fundador y creador de Infoautónomos.com, web de servicios líder para autónomos.
Emprendedor en serie, Mentoring Negocios es mi quinta empresa.
Llevo 24 años apoyando a emprendedores y pymes como consultor, mentor, profesor y asesor.

Deja un comentario