MASTERCLASES GRATUITAS _VER_

¿Página web o redes sociales para vender online?

Pagina Web o Redes Sociales Para Vender Online

La pregunta del millón, ¿Si solo tuvieras tiempo o dinero para poder trabajar una de las dos opciones, cuál elegirías?: ¿Vender con una web o con redes sociales?

Las páginas web y las redes sociales son los pilares fundamentales sobre los que se asientan la mayoría de los negocios online y sus estrategias de marketing online.

Ambos son canales que requieren de tiempo, esfuerzo y estrategia para lograr sacarles el jugo, y muchas veces, tenemos que priorizar.

De entrada te digo que no hay una respuesta mágica que funcione para todos. Cada negocio tiene sus objetivos, y en función de esto que hay que decidir.

Por eso, hoy vamos a profundizar un poco más en las características y beneficios de cada opción, para que escojas la que mejor se adapte a tu negocio.

Ventajas de la web para vender online

Antes de la irrupción de las redes sociales en nuestras vidas, las webs y tiendas online ya eran, junto a los marketplaces, «el canal» de ventas para los primeros negocios online.

Sí, se nos hace difícil recordarlo, pero Facebook aún no estaba en nuestro navegador cuando los gigantes del e-commerce como Amazon hacían millones desde sus webs.

Son muchos años en los que el canal web viene estando al alcance de todo el mundo para vender productos o servicios. Años en los que no ha parado de crecer y así se espera que siga ocurriendo.

Las principales ventajas de vender con una web o tienda online propia son:

  • La web es tuya. No estás sujeto a restricciones de caracteres, a algoritmos o nuevas actualizaciones. Tú decides lo que ocurre dentro de este pequeño rincón virtual.
  • Tasa de conversión. Cuando tienes una buena estrategia de inbound marketing, las personas que llegan a tu web tienen un nivel de consciencia un poco más alto que en redes sociales —¿te acuerdas de cuando hablábamos del embudo TOFU, MOFU, BOFU?—. Por lo tanto, la tasa de conversión es más elevada.
  • Listas de suscriptores. Puedes hacerte con una base de datos con lista de emails que te permita madurar leads y alimentar su interés en tu oferta y tu negocio.

Y por citar un inconveniente, diré el tiempo y/o el coste que supone tener una buena web. Porque con la competencia que hay ya no vale cualquier web.

Ventajas de las redes sociales para vender online

Las redes sociales son la plaza del pueblo del internet, y se encargan de agrupar a millones de personas en torno a intereses en común, algo que puede ser oro puro para tu estrategia de ventas.

Las ventajas más importantes que encuentro son:

  • Prospección. Aquí tienes la oportunidad de emplear la llamada venta a puerta fría de forma sencilla a través de los mensajes directos. Las mismas redes te permiten hacer una segmentación eficaz para incrementar tus probabilidades de éxito.
  • Engagement. Puedes crear una comunidad y disponer de un canal de comunicación más personal con tus potenciales clientes. Por ejemplo, los mensajes directos son una forma estupenda de abordarlos y construir un lazo sólido que los haga sentirse más cercanos a tu negocio.
  • Ventas a un público no consciente. Es posible llegar a venderles a personas que no tenían ni idea de que necesitaran tu producto o servicio, pues entran en las redes para entretenerse. Esa buena disposición es tu aliada, ya que si ofreces algo que les resulte útil, y lo haces en el momento oportuno, puedes cerrar una venta fácilmente a través de las opciones de tienda interna.

¿Se puede vender solo con redes sociales?

La respuesta rápida es sí. Es común que los profesionales freelance de negocios online prefieran comenzar vendiendo a través de redes sociales, aunque a veces duden de que sea posible. Pero ya te digo que lo es.

En los años que llevo trabajando junto a emprendedores he visto unos cuantos casos de negocios que venden únicamente a través de Instagram y LinkedIn y han tenido éxito.

Si te mueves bien siguiendo las tendencias en redes, trabajas en una estrategia a medio plazo y eres constante, tú también puedes conseguir visibilidad y clientes.

Además, es una forma de reducir costes, un factor muy importante que hay que tener en cuenta durante las primeras etapas y para validar tu idea de negocio.

Como principal inconveniente es que el tiempo de dedicación necesario para tener visibilidad y resultados es bastante o muy alto, vas a tener que publicar casi diariamente y preparar buen contenido de valor.

¿Se puede vender con una web sin redes sociales?

Evidentemente que si, durante muchos años era lo habitual.

Pero tienes que tener en cuenta dos cuestiones:

  • Necesitas visibilidad online para tu web: como suelo decir, «las webs nacen en el desierto». Para que la visiten tus clientes tendrás que hacer publicidad, marketing de contenidos, conseguir SEO y aprovechar también también las redes sociales.
  • Un buen posicionamiento en redes refuerza tu autoridad: es decir, web y redes sociales se retroalimentan, las personas cada vez las consultan más y cada vez tienen más peso en la decisión de compra, sobre todo para la generación Z y los millennials. Y una redes de éxito también son valoradas por Google para tu SEO.

Por qué es mejor vender con web y redes sociales

Que algo se pueda hacer, no significa que sea óptimo, y aunque es factible vender únicamente en redes, dejaríamos de lado el potencial de la web. Y viceversa.

Como los huevos y las patatas, hay combinaciones que son mucho más que la suma de sus partes, y este es un ejemplo de ello. Usando ambos canales de manera conjunta podrás sacarle partido a las ventajas de uno sin desaprovechar el otro.

Por eso, incluso si comienzas vendiendo en redes y obtienes buenos resultados, es conveniente que trabajes en tu web cuanto antes.

Por un lado, podrás ir construyendo tu comunidad, creando engagement y quedándote en la mente de tus seguidores para ir ganándote su confianza poco a poco.

Esto es algo muy positivo, ya que en el medio plazo tendrás leads muy maduros y listos para comprarte apenas necesiten lo que tú ofreces. De hecho, serán ellos quienes vayan a buscarte.

Por otro lado, la web te permite hacer frente a la temporalidad de las redes, pues el contenido que crees para tu página seguirá atrayendo tráfico una y otra vez a lo largo del tiempo.

Además, se trata de visitas cualificadas que tienen un interés real en tu producto o servicio, ya que probablemente habrán llegado hasta ti como resultado de una búsqueda que ellas mismas iniciaron.

También proyectarás un aspecto más profesional que inspira confianza, y podrás aplicar estrategias más avanzadas como embudos de conversión, lead magnets, entre otros.

Como ves, página web y redes sociales son los mejores aliados de tu negocio a la hora de vender. Sin embargo, recuerda que no hay nada escrito cuando se trata de ventas online.

En realidad hay mucho escrito, pero lo que quiero decir es que no existe una sola forma de hacer las cosas. Sea cual sea tu elección, asegúrate de planificarla bien, tomando en cuenta tu situación, tus objetivos y los recursos con los que cuentas.

Porque es mejor tener un solo canal bien trabajado que muchos sin estrategia clara.

Compartir este post en redes sociales

Descubre nuestras master clases especiales para freelance y pymes:

El Camino De 4 Pasos Imprescindibles Para Crear Tu Negocio Online Viable

Si quieres emprender:

Los 4 Pasos Imprescindibles para Crear un Negocio Viable

Las 12 Claves De Los Negocios Online En La Era Post Pandemia

Si quieres escalar:

Las 12 Claves de los Negocios Online Consolidados

Javier Santos Pascualena

SOBRE EL AUTOR

Javier Santos Pascualena

Socio fundador y creador de Infoautónomos.com, web de servicios líder para autónomos.
Emprendedor en serie, Mentoring Negocios es mi quinta empresa.
Llevo 24 años apoyando a emprendedores y pymes como consultor, mentor, profesor y asesor.

Deja un comentario