Negocios online: 12 ejemplos de modelos de negocios rentables y con poca inversión

Negocios online rentables con baja inversión

Con la transformación digital de los últimos años, reforzada por la crisis del Covid, los negocios online se han convertido en el objeto de deseo de muchos emprendedores.

Un proyecto digital te permite trabajar y vivir sin límites, a tu aire y con plena libertad, ¿te suena, verdad? .

Efectivamente existen numerosas oportunidades para muchos negocios online.

Pero cuidado, tener éxito y generar un sistema y un negocio rentable no es algo sencillo y en el mercado actual hay mucho ruido, mucho humo y mucho postureo.

Existen negocios y actividades online que se pueden montar sin apenas inversión y otros que necesitan pasta, incluso a veces pasta gansa, lo que viene a ser una buena inyección financiera.

Pero la verdad es que nada es fácil, si no inviertes dinero, ten a buen seguro que tendrás que dedicar muchas horas para aprender, implementar y equivocarte antes de conseguir consolidar tu negocio online.

Así que he creado este artículo como una guía para repasar en profundidad los negocios online rentables que nos ofrece el ecosistema digital, analizando pros y contras de cada uno y contarte mi experiencia personal en el tema.

Y vamos a ver mitos y errores sobre los negocios online y las claves para elegir el modelo de negocio que más te conviene.

Me ha salido un artículo largo pero el tema lo merece, ¿no crees?. Por eso también he preparado una infografía resumen.

Infografía de los modelos de negocio online

Antes de ver el detalle de cada uno de los 12 modelos de negocios rentables, aquí tienes la infografía resumen para irte situando:

Infografía de negocios online rentables

Tipos y ejemplos de negocios online: mi experiencia

Empecé a vender por internet hace 20 años. Vivía en la mitad de un precioso carmen del Albaicín con vistas a la Alhambra y el dueño, que vivía en el extranjero, me ofreció la posibilidad de ocuparme de alquilar la otra mitad.

Hacía campañas de Google Adwords cuando no había competencia en el sector turístico, con un ROI de 25 a 1, era maravilloso, conseguía reservas directas de familias inglesas y australianas con meses de antelación que pagaban el 50% por adelantado.

Vamos, sin saberlo tenía un Airbnb mucho antes de que apareciera la famosa plataforma de alquileres.

De manera paralela trabajé en el mundo offline varios años, pero fue con el alquiler turístico donde descubrí el potencial de internet.

Hace casi 11 años, en 2010, lanzamos Infoautónomos.com, web referente en información y servicios para autónomos que hoy en día es una pyme consolidada con 40 trabajadores.

Desde entonces, me he dedicado 100% a los negocios online.

En todo este tiempo he probado y experimentado 11 modelos de negocio online diferentes:

  • Venta de servicios de tique bajo recurrente: asesoría online.
  • Infoproductos y cursos online de alto precio, como másteres.
  • Infoproductos y cursos online de bajo precio.
  • Mentorías de tique alto, grupales e individuales.
  • Comunidades y membresías.
  • Software en la nube con modelo de suscripción. Con desarrollo propio y con marca blanca.
  • Publicidad premium.
  • Publicidad con adsense de Google.
  • Modelos de afiliación y páginas nicho para SEO, de productos y de servicios.
  • Redes de afiliados.
  • El Airbnb.

Algunos con mejores resultados y otros con peores, pero siempre con un gran aprendizaje detrás, lo que me ha permitido conocer los pros y contras de cada modelo y las claves para que funcionen.

Lo que he aprendido de los negocios online de otros

Y esto me lleva a la actualidad, hace tres años y medio que me dedico a trabajar exclusivamente como mentor de emprendedores y pymes digitales, combinando el asesoramiento, la formación y el acompañamiento.

Es un trabajo que me encanta y me ha permitido profundizar y conocer todo tipo de modelos de negocio a través de las personas a las que he mentorizado:

  • Tiendas online y ecommerce.
  • Venta de productos en marketplaces como Amazon o Etsy.
  • Dropshipping.
  • Youtubers e influencers que generan ingresos vía publicidad, product placement y Patreon.
  • Ebooks.
  • Plataformas de servicios freelance.

Y también muchos otros que se han especializado en profesiones digitales, bien como freelance, bien llegando a crear sus propias pymes, en actividades como:

  • Formador, consultor y/o coach online en muy diversas disciplinas.
  • Copywriter y content manager.
  • Trafficker y Media Buyer.
  • Asistente Virtual.
  • Closer de ventas.
  • Community manager y social media manager.
  • Desarrollador web.
  • Diseñador web y para redes sociales.
  • Videógrafo.
  • Profesor de idiomas a distancia.

A lo que tengo que añadir el conocimiento de otras startups y profesionales de negocios online gracias a las acciones de colaboración y networking habituales en el ecosistema de los emprendedores digitales.

Como ves, el universo digital está repleto de perfiles y especialidades diversas que nos ofrecen infinidad de oportunidades.

👉 Masterclass gratuita «Los 4 Pasos Imprescindibles para Crear un Negocio Viable»

Los Negocios Online ideales

He clasificado en tres grandes grupos los negocios online más habituales, ateniéndonos al volumen de inversión necesario y a su rentabilidad.

Los vamos a ver a continuación, pero antes quiero destacar las 4 características de lo que para mí es un negocio online ideal cuando pienso en las posibilidades de la mayoría de profesionales freelance y pymes.

Si tuviéramos que resumir, un buen negocio online se caracteriza por:

  • No requiere excesiva inversión, por lo que es factible para la mayoría de la gente.
  • Es posible vivir de él en un plazo relativamente corto.
  • Es susceptible de evolucionar y hacerse escalable.
  • Permite vender productos digitales que no consuman tiempo.

Negocios online rentables con baja inversión: ventajas e inconvenientes

Negocios online hay de todo tipo, pero siendo sinceros, para empezar y para una mayoría de profesionales, lo ideal es disminuir el riesgo encontrando un modelo con baja inversión.

Analicemos algunas de las principales opciones de este tipo de negocios online:

Servicios online como experto/a

En este caso, internet se convierte en un excelente espacio para ofrecer tus conocimientos como experto/a en forma de servicios. Encuentra un problema que puedas solucionar, trabaja tu marca personal y muestra casos de éxito.

Pros:

  • La inversión es mínima para ejercer tu actividad.
  • Puedes empezar a facturar desde el principio.
  • Con pocos clientes puedes conseguir el dinero que necesitas para vivir.
  • Puedes llegar a paquetizar tus servicios para incrementar tu rentabilidad.
  • Antes de crear tu marca personal existen opciones como plataformas de freelances o grupos de Telegram donde conseguir los primeros clientes.
  • Puedes generar una lista de suscriptores propia que cuando crezcas te permita obtener algunos ingresos pasivos mediante venta en afiliación de servicios, cursos o productos.

Contras:

  • La mayor parte del tiempo vendes tiempo por dinero, por lo que no es un negocio que puedas escalar, y para crecer, hay que diversificar o subir las tarifas.
  • Para darte a conocer y poder subir las tarifas, es importante trabajar tu marca personal, que será al fin y al cabo uno de los principales motivos de compra, y eso requiere tiempo, estrategia y dedicación.

Formación y cursos online

Es otra de las alternativas que está creciendo de forma imparable. Dale forma a tu conocimiento y experiencia y vende formación o cursos online.

Pros:

  • Permite escalar el negocio y vender en automático.
  • Es una excelente opción para diversificar los ingresos de tu negocio. O para tener un proyecto complementario o “side project” si estás trabajando.
  • Si estás especializado en un nicho o conocimiento muy concreto, puedes llegar a crecer de manera bastante rápida.
  • Puedes crear tu curso en versión “beta” y validarlo con ventas antes de desarrollar todos los materiales.

Contras:

  • Para rentabilizarlo necesitas tiempo, crear marca y conseguir antes la visibilidad suficiente.
  • Es difícil vivir solo de cursos e infoproductos si empiezas desde cero.
  • Hay cada vez más competencia en las formaciones online.
  • En nichos competidos puede ser necesario invertir en publicidad online más de lo que parece.

E-commerce y tiendas online

Cada vez más hacemos uso de internet para comprar todo tipo de productos.

Es indudable que el comercio electrónico está en auge y una tienda online puede convertirse en una muy buena oportunidad para dar apoyo a tu tienda física o crear desde cero un negocio online.

Pros:

  • La compra online es una conducta en pleno crecimiento y admite todo tipo de nichos y productos.
  • Se convierte en indispensable si tienes una tienda física para dar visibilidad y ofrecer alternativas en estos tiempos que corren.
  • Hoy en día se puede montar una tienda online con soluciones técnicas muy fáciles de usar y a precios muy asequibles.
  • La venta de productos online, permite todo tipo de combinaciones para gestionar las fases que necesites. Puedes producirlos y venderlos en marketplaces, puedes comprarlos y venderlos en tu propia tienda, puedes gestionar tú el stock y el envío o hacer dropshipping.

Contras:

  • La inversión puede llegar a ser más elevada que en otros negocios online, sobre todo si tienes que adquirir el stock en propiedad o gestionar la producción.
  • Puedes encontrarte con mucha competencia, por lo que hay que poner en marcha una estrategia a conciencia de diferenciación y visibilidad que a menudo puede requerir capacidad para invertir en campañas de publicidad online.

Venta online de servicios tradicionales offline

La omnicanalidad ha llegado para quedarse, el canal offline y el online se dan la mano.

Así que se trata de crear un altavoz en internet para tus servicios físicos. De esta manera, cada vez más negocios del sector inmobiliario, del pequeño comercio y la hostelería, por mencionar algunos, se han reinventado.

Se trata de implementar canales de venta online para llegar a un público más amplio y ofrecer más alternativas de servicio (por ejemplo, comida para llevar, delivery a casa o reservar online para comer en el restaurante).

Pros:

  • Durante este último año se ha visto la necesidad imperiosa de estar en internet, ahí donde se encuentran las tarjetas de crédito hambrientas de consumo.
  • Se convierte en el principal apoyo del espacio físico para llegar a más clientes y mejorar la comunicación. Es la omnicanalidad.

Contras:

  • Es un paso que cuesta por la inversión que supone en un momento de crisis y el poco conocimiento del marketing digital de los propietarios.
  • Se necesita un conocimiento mínimo de marketing, redes sociales y herramientas online.

👉 Masterclass gratuita «Los 4 Pasos Imprescindibles para Crear un Negocio Viable»

Negocios online “no tan” rentables con baja o media inversión: ventajas e inconvenientes

Dropshipping

Es un tipo de e-commerce donde haces de intermediario para vender un producto que ni produces ni distribuyes. Con las facilidades que ofrecen plataformas como Amazon, esta vía se ha vuelto muy popular.

La gran ventaja es que te desentiendes por completo de la parte de producción y de distribución, pudiendo poner todos los recursos en atraer clientes para ese producto.

Como contrapartida, este “desentendimiento” puede llevar a una falta de control de lo que ocurre durante el proceso. No puedes dar respuesta a las necesidades del cliente ni mejorar las diferentes etapas. Además, conlleva un cierto riesgo al invertir en productos antes de venderlos.

Pros:

  • Esta alternativa requiere menos inversión que un comercio online tradicional dado que no se gestiona el stock, la producción ni el envío. Todos los esfuerzos están dirigidos al marketing y a la estrategia de comunicación.
  • Es un sistema que permite escalar el negocio. La clave es tener un proveedor de  confianza que cumpla plazos y la calidad esperada.

Contras:

  • Pierdes el control sobre los diferentes procesos. La calidad del producto, el Packaging o la puntualidad del envío no dependen de ti y eso puede perjudicar tu marca.
  • El margen de beneficio es inferior que si tú diseñas, produces y lo envías. Muchas veces demasiado bajo para que sea una actividad rentable salvo que consigas un volumen muy alto de ventas.

Publicidad online en negocios de creación de contenido

¿Sabes que los periódicos y revistas han sufrido mucho para pasar del offline al online, verdad?.

En el mundo offline vivían a tope con los ingresos de la publicidad.

Pero las cosas son distintas en el mundo online y estamos viendo como muchos tienden a implantar un modelo de suscripción premium de pago.

En general y salvo en nichos muy específicos, la publicidad online se paga mal. Y necesitas tener muuuucho tráfico o visibilidad (seguidores) para poder vivir solo de ella.

Y esto aplica también a Youtubers, influencers y bloggers de referencia. Hay unos pocos que como El Rubius lo consiguen y se forran.

Si eres capaz de detectar un «nicho» virgen dónde crear tu marca personal lo puedes conseguir. Pero debes saber que la mayoría no lo consiguen. O como mucho llegan a conseguir vivir de ello después de bastante o mucho esfuerzo. Que tampoco está mal.

Pros:

  • La estrategia de ser referente en contenidos en un sector y un canal (YT, IG, FB, Google …) sigue siendo una de las que mejor funcionan, y sus múltiples posibilidades hacen que se adapte a todos los públicos y sectores.
  • Una web de alto tráfico, un canal de Youtube o una cuenta de Instagram con muchos seguidores pueden permitirte generar ingresos por publicidad pero también  usarlas como medio de captación en tu embudo de ventas para vender otros productos o servicios.

Contras:

  • Los bajos precios a los que se paga la publicidad online, tanto en formato display como a través de Google Adsense.
  • Para vivir de la publicidad vas a necesitar invertir mucho tiempo y/o dinero en la creación de contenido y de marca personal hasta lograr la visibilidad y el tráfico necesarios.

Venta de productos o servicios Low Ticket

Esta opción se encuentra en cualquier modelo de negocio. La venta de productos de bajo precio ofrece la falsa sensación de facilidad. Y esto no siempre es así.

Si ofreces productos o servicios muy baratos, necesitarás vender un volumen muy elevado para cubrir los gastos fijos y conseguir rentabilidad. Al igual que ocurre en las comunidades por suscripción, se convierte en una carrera de fondo para conseguir que los números cuadren.

Pros:

  • Sirven para “romper el hielo” y conseguir un primer pago del cliente, una estrategia conocida como un Tripwire. Una vez logrado será más sencillo que vuelva a comprarte, siempre y cuando, por supuesto, el cliente quede satisfecho.
  • Al ser de un precio muy asequible, es más probable que lo compren por impulso, sin tener en cuenta componentes racionales como si realmente lo necesitan.
  • Un infoproducto de estas características permite a medio plazo generar ingresos en piloto automático.

Contras:

  • Es una estrategia que se debe plantear a medio plazo, ya que se necesita viabilidad, una marca consolidada y un gran volumen de ventas para rentabilizar la inversión.
  • Hay que tener cuidado de que tu negocio no se asocie a una marca low cost, una vez ahí puede resultar complicado salir de esa rueda.

Negocios online rentables con inversión media: ventajas e inconvenientes

Pasemos a otro tipo de negocios online, que si bien necesitan inicialmente una mayor inversión (ten en cuenta que me refiero tanto a tiempo como a dinero) pueden ser muy interesantes a medio plazo, aunque cueste vivir de ello en un primer momento.

Página de nicho + afiliación

Las páginas de nicho merecen un apartado propio porque son una de las primeras opciones que se barajan cuando entras en el mundo de los negocios online.

Su funcionamiento consiste en:

  • Posicionar en Google o redes una web o página especializada en una temática concreta.
  • Generar ingresos pasivos a través de recomendaciones de productos y servicios. Por ejemplo, productos a la venta en Amazon, preferentemente de precios superiores a 1.000 euros. O servicios o cursos de terceros.

Y sí, es posible ganar dinero a través de este sistema,  pero tienes que tener en cuenta una serie de factores que no te suelen contar.

Este tipo de páginas de nicho son rentables si se dan una serie de requisitos.

  1. Necesitas localizar un nicho de mercado relativamente «virgen» con opciones para posicionar.  Hay que encontrar ese océano, o por lo menos un lago azul, que permita llevarte parte del pastel.
  2. Es fundamental tener conocimientos de SEO, ya que el posicionamiento orgánico se convierte en el punto clave del éxito.
  3. Hace falta encontrar productos de un importe elevado, a ser posible por encima de los 1.000 o 1.500 euros. Ten en cuenta que por afiliación de producto te dan entre un 1 y un 8% de comisión. Por lo que hacer una web de material de oficina probablemente no salga rentable.

Pros:

  • Implementar una estrategia de contenidos es relativamente sencillo. No requiere de grandes inversiones en dinero ni de conocimientos técnicos avanzados.
  • Ofrece multitud de posibilidades para adaptarse a todo tipo de temáticas y targets.
  • Los ingresos pasivos por afiliación son extremadamente rentables una vez los consigues. Aunque sea como proyecto secundario o de apoyo.

Contras:

  • Posicionar estas páginas y monetizar cualquier tipo de contenido conlleva tiempo y mucha constancia. No es cuestión de un par de meses.
  • Por ejemplo en el caso de Youtube, se necesitan muchas visualizaciones para empezar a generar ingresos. En las páginas se requiere posicionamiento, artículos de un precio muy elevado y un nicho sin mucha competencia. Aunar estos tres factores es cada vez más difícil.

Comunidades por suscripción

Las comunidades por suscripción tienen cada vez más adeptos.

Piensa que como he comentado, hasta los periódicos online están apostando por este modelo. Y que Netflix o Spotify son plataformas de contenidos por suscripción. Luego hablo más de ellas.

Son espacios dirigidos a perfiles concretos (por ejemplo emprendedores o aficionados a cualquier temática) o a sectores determinados donde se paga una mensualidad y tienes acceso a diferentes contenidos, formaciones, actividades y a una red de networking.

Para que un negocio con este modelo funcione necesitas trabajar el ciclo de vida de tu cliente para aumentarlo e ir innovando y sorprendiendo a los suscriptores de manera constante.

Al ser un servicio de bajo precio, es relativamente fácil que la gente entre y pruebe, lo complicado es fidelizar, crecer lo suficiente para ser un negocio rentable y lidiar con toda la atención al cliente que este negocio requiere.

Pros:

  • La sociedad está actualmente madura y concienciada para pagar mensualmente por este tipo de servicios.
  • Es un modelo de negocio negocio con una demanda cada vez mayor entre profesionales o aficionados de cualquier temática. Se convierte en un excelente espacio para no sentir la soledad del emprendedor, para hacer networking y estar en constante aprendizaje.
  • Consiste en un sistema escalable donde cada nuevo integrante no requiere un gran coste adicional.
  • Te permite hacer previsiones económicas de cara al futuro dado que se basa en un pago recurrente y no en un servicio puntual.

Contras:

  • Necesitas llegar a un considerable número de suscriptores para que se convierta en un negocio rentable y el crecimiento en estos casos suele ser lento.
  • La inversión inicial será necesaria para tener a punto la plataforma que acoja tu comunidad y la creación constante de contenidos de alto valor que la mantenga.
  • Para fidelizar al cliente debes invertir en la generación constante de nuevos contenidos o mejoras funcion

Startups y modelos de negocio disruptores

¿Quién no ha soñado con montar una startup (incluso sin saber que su sueño era una startup?.

Las startups son esas empresas innovadoras, disruptoras, que modifican las reglas del juego en su mercado y tienen un alto componente digital y tecnológico.

Las hay gigantes y muy conocidas como los famosos “unicornios” tipo Netflix, Cabify, Wallapop o Airbnb. Y luego hay una gran mayoría de startups más pequeñas y poco conocidas, a menudo muy rentables.

Aspirar a conseguir que una idea evolucione hasta convertirse en un gigante puede suponer ir demasiado lejos. Pero alternativas de startups a nuestro alcance hay de muchos tipos.

Hace falta tener esa visión innovadora y luego ser capaz de conseguir los recursos necesarios para llevarla a la práctica.

Plataformas de contenido

Hoy en día la tecnología permite agrupar, filtrar y ofrecer todo tipo de contenidos. De esta manera, un modelo basado en la interacción entre usuarios, el consumo o la compra-venta de contenidos se posiciona como predominante en el mundo de las startups.

El reto de esta estructura de negocio consiste, no solo en lograr un punto de encuentro entre clientes y contenido, sino en la inversión que esto requiere en creación o recopilación de contenidos, en tecnología, en marketing y en tiempo.

Marketplaces de oferta y demanda

Ya hemos hablado de la venta de productos y servicios online. Otra alternativa es crear directamente un espacio donde se encuentren diferentes productores o proveedores y compradores.

Tu espacio se convertiría en un distribuidor de diferentes marcas o profesionales. O incluso en un comparador si agregas esa funcionalidad.

Puesto que aquí no entra la producción, el reto está en la captación de un número suficiente de participantes, tanto en el lado de la oferta como en el de la demanda, para que el marketplace realmente aporte valor.

Para ello deberás trabajar a fondo todo lo relacionado con el contacto con el cliente. Desde las estrategias de marketing, hasta la atención pre y posventa.

Este modelo de negocio requiere inversión, mucha negociación y una gran cantidad de frentes abiertos donde la variable más importante es la llegada de clientes para que los productores quieran estar ahí.

Software y apps

La venta de herramientas digitales, software o apps es uno de los grandes negocios del siglo XXI, especialmente desde la generalización de las soluciones en la nube.

Pero son negocios que generalmente requieren tiempo y una inversión inicial elevada.

Se necesita una buena idea que solucione un problema, conocimiento técnico, aunque puedas subcontratar esta parte, y una buena inversión en tiempo y dinero.

Otras startups innovadoras

Hay una gran cantidad de opciones y sectores, como son todos los neologismos que surgen con el sufijo -tech de tecnología.

De este modo encontramos categorías como Fintech (finanzas + tecnolgía), Edtech (educación + tecnología) o Foodtech (comida + tecnología). Otros ejemplos son los e-games o aquellos desarrollos que incorporan blockchain o machine learning.

La complejidad técnica es, sin duda, más elevada y estas startups también requieren más inversión en desarrollo y en marketing.

Mitos falsos sobre los negocios online

La barrera de entrada al mercado digital es muy baja, esto quiere decir que, a priori, tener presencia en el mundo digital puede hacerlo cualquiera y no requiere apenas inversión.

Piénsalo, cualquier empresa o persona puede abrirse una cuenta en redes sociales, montarse una web o un blog y tratar de vender en el universo digital. Pero ojo, que digo tratar, porque a la hora de la verdad, la cosa no es tan sencilla.

Ya lo adelantaba en la introducción, en este mundo novedoso, aparentemente sencillo, se cantan casos de éxito por todos los rincones, se venden promesas de felicidad y éxito, y la solución a todos los problemas. En definitiva, hay mucho humo para el fuego que realmente hay.

Por este mismo motivo, antes de hablar de negocios rentables, que oye, existen y de verdad se puede vivir de ellos e incluso muy bien y forrarte, hay que aclarar un poco la imagen y esos mitos exagerados que tanto suenan.

1. Tumbona, mojito e ingresos pasivos

Antes que nada, te diré que trabajar en la playa es la opción más incómoda que puedas tomar. El reflejo del sol en la pantalla, la arena por todas partes, sin enchufe ni buen apoyo, dolor de espalda y con cuidado para que no te roben el ordenador.

En fin, que esta imagen está totalmente fuera de contexto.

En un negocio online, como en el resto de actividades que puedas emprender, se necesita currar, echarle tiempo, dedicación, actualizarse e ir siempre avanzando, porque ya se sabe que la competencia es feroz y que no solo consiste en crear marca, sino mantenerla.

2. No es necesario invertir

En términos generales, o inviertes tiempo o dinero. Sin una de estas dos variables difícil está la cosa. Un ejemplo muy sencillo podría ser el siguiente.

Tienes un negocio y quieres darle visibilidad. En este caso tienes dos opciones, o crear contenido enfocado a posicionarte de manera orgánica en el medio plazo en redes sociales o Google (tiempo de redacción e investigación más el tiempo que tarda en alcanzar visibilidad) o bien pagas un anuncio en Google o en alguna red social para obtener esa visibilidad.

En un mundo ideal, lo recomendable sería trabajar las dos opciones para compatibilizar ambas estrategias y tener resultados tanto a corto como a medio y largo plazo.

3, 2, 1 y sueldazo el mes que viene

Sí, vivimos en la era de la inmediatez y la mayoría de las personas quieren ir demasiado rápido.

Pero eso, a un negocio sólido y rentable le importa bien poco, por lo que hay que quitarse la idea de que en un mes puedes estar ganando un sueldazo en Internet.

Hay 5 etapas en el proceso y el tiempo de maduración depende de muchos factores. Además, hay que trabajar los 4+1 ámbitos que componen la estructura de cualquier negocio: marketing y ventas, personas, sistemas y tecnología.

Negocios online: 12 ejemplos de modelos de negocio online rentables con baja inversión

A veces se consigue muy rápido, pero no te dejes deslumbrar por los cracks ni por las grandes startups de éxito españolas o americanas. Por cada uno que consigue triunfar rápido hay unos cuantos que tardan 5 o 10 años. O que nunca lo consiguen.

Como dijo Woody Allen: “Tardé 10 años en conseguir el éxito de la noche a la mañana”.

Y es que las ideas geniales surgen porque se da el caldo de cultivo adecuado.

4. Una página web es la solución a todos los problemas

Internet igual a página web; pues me monto una web en WordPress y “p’alante”.

Un sitio web cuidado es importante sí, pero no es la solución milagrosa para todo.

Con esto quiero decir que necesitas una página web, pero por sí sola, sin trabajar un embudo de venta detrás, sin una estrategia de visibilización y de marketing, poco vas a conseguir. No por tener una web vas a tener un negocio digital de manera automática.

5. Sin una idea innovadora no hago nada

Es verdad que puede darse el caso de que encuentres un nicho de mercado vacío y en auge, ese soñado “océano azul” en el que consigues hacer algo diferente con una tecnología o método que te hacen único.

Todos soñamos con tocar esa tecla todavía intacta. Lo desean tanto los freelance especializados en nichos de afiliación pequeños hasta las startups más ambiciosas.

Pero no siempre se puede o no siempre funciona; a veces de tanta innovación dejamos de lado lo que de verdad quiere el cliente.

La diferencia en un mundo tan competitivo como internet, pasa muchas veces por esas pequeñas cosas de las que no nos percatamos y a las que hay que darle mayor protagonismo.

Imaginemos que eres terapeuta, como tú hay muchos profesionales e igual de buenos. Pero me apuesto lo que quieras a que tienes una forma propia de hacer cada terapia, que encajan con tu carácter, con tu aprendizaje y con tu propia experiencia.

Eso es lo que te diferencia y por lo que una persona decidirá acudir a ti y/o repetir. Francamente, la idea (terapia) no es innovadora, pero tu forma de ser y de hacer las cosas la hacen especial.

Claves de los negocios online rentables: qué hacer

Como imaginarás, no existe una receta mágica para dar con el modelo de negocio online que funcione a la primera y que te reporte beneficios. Pero existen algunos puntos clave que son necesarios en cualquier tipo de negocio:

  • Tiempo o dinero: una de las claves son los recursos necesarios, o tiempo o dinero. Con esto quiero decir que, o te formas bien y lo haces tu mismo o contratas a un buen profesional. Aun así, debes saber lo que realmente necesitas y qué buscar en cada momento, lo que nos lleva al segundo punto.
  • Estrategia: no te hace falta un plan de negocio a la antigua usanza, pero si que debes tener una estrategia clara, definiendo lo que debes hacer y cómo optimizar los recursos de que dispones. Esto es lo primero que trabajo en todas mis mentorías.
  • Formación: emprender online está muy ligado a que leas constantemente, te formes de manera continua y te apoyes en expertos y en personas que sepan más que tú.
  • Sistema de ventas: establecer un sistema de ventas efectivo es clave. Para ello, por supuesto, hay que definir a quién te diriges, qué problema resuelves, y cómo lo haces, la conocida propuesta de valor para implementar un recorrido donde tu cliente te conozca, se quede, confíe y te compre.
  • Creación de contenido: la creación de contenido es esencial para generar movimiento en tus canales e iniciar ese recorrido de venta. Plantéate en qué formato te sientes más cómodo y en qué canales se mueve tu target para crear una estrategia a medio y largo plazo que dé resultados.
  • Marca personal: trabajar una marca personal que sustente el negocio es, hoy en día, casi un requisito imprescindible. La alternativa es una marca corporativa pero una marca personal ofrece diferenciación y genera confianza más rápidamente.
  • Especialización: uno de los mantras del marketing, si quieres llegar a todo el mundo, llegarás a muy pocos. Por eso la especialización es recomendable. Como consumidores, sentimos que nos ofrecen mejor calidad si solo se dedican a lo que estamos pidiendo. Si, por ejemplo tienes un negocio de restauración y necesitas un empujón con tu estrategia de marketing, te dirigirás antes a una consultoría especializada en marketing gastronómico que a una genérica.
  • Diversificación: combinar diferentes modelos de negocio digitales es una muy buena idea, si no que se lo digan a quien dijo por primera vez “no pongas todos los huevos en la misma cesta”. Servicios más productos digitales más afiliación es una buena combinación. Pero cuidado, no trates de abarcar todo al principio, más vale ir poco a poco y asegurarte con servicios tu mínimo vital.
  • Escalabilidad: aunque en un inicio no te sea posible, nunca pierdas el foco en escalar tu negocio y en crecer. Para ello tienes que crear equipo, definir procedimientos, buscar alternativas al vender tu tiempo por dinero y trabajar muy bien tu reputación de marca.

Si tuviera que resumir todo esto lo haría en formación, trabajo y constancia. En este mundo actual nos han (mal) vendido demasiado que con muy poco esfuerzo conseguiremos grandes resultados, y para la mayoría de los mortales, esto no es así.

Cómo elegir tu negocio online rentable

Los inicios son todos inciertos, pero siéntate contigo mismo y pregúntate:

  • ¿Qué se te da bien?
  • ¿Qué te gusta?
  • ¿Cuál es tu propósito?
  • ¿Qué tiene demanda y es rentable?

Con estas cuatro preguntas estarás un paso más cerca de encontrar eso que te motive, te dé dinero para vivir y te permita tener una vida laboral más plena.

Si quieres ahondar sobre el tema y te preguntas si emprender o qué hacer con tu vida, en este artículo nos sentamos a reflexionar con diferentes alternativas y situaciones.

Para terminar, te quiero invitar a esta master class + guía diagnóstico que tiene mucho que ver con todo lo que hemos hablado.

Te hago 34 preguntas que te ayudarán a mejorar tu negocio digital, te presento 12 pilares clave que no pueden faltar en tu estrategia y podemos valorar tu idea con los recursos que encontrarás en Mentoring Negocios.

👉 Masterclass gratuita + Guía PDF «Las 12 Claves de los Negocios Online»

Si prefieres que hablemos sobre tu proyecto o negocio y analicemos en qué situación está y si te puedo ayudar de alguna forma, escríbeme un mensaje.

Y hasta aquí por hoy, espero haberte ayudado a analizar tu idea de negocio online y a perfilar tus siguientes pasos. Cualquier comentario, estaré encantado de leerte aquí abajo.

Compartir este post en redes sociales

Descubre nuestras master clases especiales para freelance y pymes:

Si quieres emprender:

Los 4 Pasos Imprescindibles para Crear un Negocio Viable

Si quieres escalar:

Las 12 Claves de los Negocios Online Consolidados

Javier Santos Pascualena

SOBRE EL AUTOR

Javier Santos Pascualena

Socio fundador y creador de Infoautónomos.com, web de servicios líder para autónomos.
Emprendedor en serie, Mentoring Negocios es mi quinta empresa.
Llevo 24 años apoyando a emprendedores y pymes como consultor, mentor, profesor y asesor.

4 comentarios en «Negocios online: 12 ejemplos de modelos de negocios rentables y con poca inversión»

  1. Es verdad existen negocios online rentables con baja inversión y poca aportación económica, aunque no dejan muchas ganancias para poderla mantener. Si quieres echar una ojeada a un sitio de compra-venta de sitios webs y blogs que he descubierto es vendertuweb.com.
    Ahí puedes contemplar negocios de bajo presupuesto y otros de alto presupuesto para poder adquirirlos.
    saludos

    Responder

Deja un comentario