Tipos de publicidad online: formatos más extendidos

Tipos de publicidad online

Existen muchos tipos de publicidad online entre los que escoger a la hora de dar a conocer tu proyecto o negocio, hacer un lanzamiento o validar una nueva línea de negocio.

En prácticamente todos los modelos de negocio online, las campañas de publicidad de pago se convierten en un aliado imprescindible en momentos clave.

Las opciones y formatos publicitarios son cada vez más amplios. Un buen anuncio supone acertar con el formato, el contenido y el canal en el que se publica, teniendo en cuenta la estrategia y los objetivos establecidos.

Veamos las diferentes alternativas que puedes adoptar para tu marca y tus campañas y cómo elegirlas.

Los diferentes formatos de la publicidad online

A la hora de elegir entre los distintos tipos de publicidad online, una de las primeras decisiones que hay que tomar es el formato.

Este puede variar en función de los recursos, el objetivo de la campaña o el canal donde queramos introducir el anuncio.

Videos y audio

El consumo de contenido en formato vídeo se ha disparado en los últimos años, por lo que la publicidad audiovisual se convierte en una alternativa muy eficaz.

Las redes sociales como Instagram o Facebook y los buscadores de vídeos como YoutubeDailymotion o Vimeo son plataformas idóneas para albergar este tipo de anuncios.

El reto aquí consiste en generar anuncios de calidad que quieran ser vistos y que produzcan curiosidad en los primeros segundos.

También es posible insertar vídeos en los banners de las webs, pero cuidado con el audio. ¿A quién no le ha pasado que al meterse en una web empieza a sonar una música estridente y no deseada y acabas cerrando la pestaña directamente?.

Otra opción es colaborar con influencers y youtubers con acciones de «product placement«, es decir, que en sus videos mencionen a tu empresa y/o a tu producto.

Imagen

A través de una imagen recibimos los mensajes de manera instantánea lo que resulta muy valioso en la jungla cibernética donde cada segundo de atención cuenta.

Para ello se necesita un buen concepto que sostenga, no solo la idea que se quiere publicitar, sino la imagen y la esencia de la marca que está detrás.

Texto

Hay muy pocos anuncios que no necesiten texto. Trabajar un texto directo, efectivo y con intención, es tan difícil como necesario.

Aquí el copywriting directo juega un papel protagonista, con técnicas como el uso de palabras poderosas en tus textos.

Es el formato más versátil que, al fin al cabo, refuerza y encaja en todo tipo de publicidad online y medios.

Publicidad nativa

La publicidad nativa es aquella que se mimetiza con el canal y el formato, de manera que consigue un mayor grado de aceptación porque no entorpece la navegabilidad ni la experiencia del usuario.

Hablamos de, por ejemplo, artículos publicitarios, anuncios en los buscadores o en redes sociales donde se conserva el formato de la web o entradas para fundirse con el resto del contenido.

Tipos de publicidad online

¿Dónde me conviene invertir en publicidad?

La inversión en publicidad online hay que hacerla bien, de manera planificada, dentro de una estrategia global. No es lo mismo perseguir generar notoriedad que conseguir leads o anunciar una nueva promoción de un producto exclusivo.

Y cuando digo bien es porque, de lo contrario, corres el riesgo de que tu inversión se esfume rápidamente sin resultados, la publicidad online mal hecha es un sumidero sin fondo.

Para hacer las cosas bien, tienes que saber a quién te diriges. En el lugar donde esté tu potencial cliente tendrás que estar tú.

Hay muchas alternativas donde publicitarse, tanto online como los medios offline, televisión, medios tradicionales (periódicos, revistas o radios) o la publicidad exterior.

Sin dejar de lado estas alternativas, nos vamos a centrar en la publicidad online, ya que ofrece dos grandes ventajas en comparación con la publicidad offline:

  • La posibilidad de segmentar para llegar a un público muy específico. Perfilando bien tu buyer persona o cliente ideal podrás potenciar al máximo todas las posibilidades que ofrece la publicidad online.
  • Los sistemas de mediciones y seguimiento (tracking) que gracias a los KPIs nos permiten conocer con mucha exactitud el resultado exacto de una campaña publicitaria.

Publicidad en redes: Social Ads

La publicidad en redes sociales es una de las opciones más populares, hasta el punto de que hoy es la primera alternativa cuando nos planteamos promocionar nuestro negocio.

Hacer una campaña es relativamente sencillo y barato.

Y si cuentas con un buen lead magnet que anunciar, puede ser la mejor manera de disparar a corto plazo tu lista de suscriptores.

La publicidad en redes sociales se caracteriza por ser una publicidad de interrupción. Es decir, el usuario se la encuentra entre las publicaciones de su muro o sus historias.

Eso es un inconveniente ya que ese usuario en la mayoría de los casos eses usuario no está en disposición de comprar, por lo que tenemos que diseñar campañas muy atractivas para captar su atención y a lo mejor, en lugar de intentar venderle de primeras, invitarle a entrar en nuestros embudos de marketing.

A cambio, la gran ventaja de las redes sociales es que te permiten llegar de manera segmentada a un público muy grande.

Cada vez hay más redes sociales y cada una responde a un perfil, a uno o varios formatos y a unas necesidades concretas.

Antes de lanzarte deberás definir cuál se adapta a tu objetivo y a tu negocio. Y luego tendrás que diseñar campañas bien adaptadas al estilo de comunicación de la red social escogida.

La metodología AIDA puede ayudarte a conseguir anuncios efectivos y que funcionen bien.

Tipos de publicidad en redes sociales

Estos son, hoy por hoy, los tipos de publicidad online en redes sociales más conocidos y utilizados:

  • Publicidad en Facebook. La red social más clásica y con mayor número de usuarios. Ofrece posibilidades de segmentación muy interesantes. En algunos sectores su coste ha crecido significativamente en los últimos dos años con lo que ha perdido parte de su atractivo.
  • Publicidad en Instagram. Perfecta para hacer campañas más visuales y vincularlas con Facebook, así como para llegar a aquellas personas que usan Instagram como red de referencia. Desde el inicio de la pandemia ha experimentado un boom que ha encarecido precios y elevado el nivel de profesionalidad necesario para destacar.
  • Publicidad en Pinterest. Esta red social es idónea para atraer tráfico en sectores como decoración, eventos o moda.
  • Publicidad en Twitter. Promociona tu contenido para que alcance mayor visibilidad manteniendo el mismo comportamiento que el resto de tuits.
  • Publicidad en LinkedIn. Muy efectivo para empresas dirigidas al B2B. Eso sí, es una publicidad más cara que obliga a diseñar muy bien las campañas para tener buenos resultados.
  • Publicidad en YouTube. Está creciendo como alternativa a los costes crecientes de Facebook e Instagram. Tiene el inconveniente de que necesitas tener videos de calidad. Pero si lo haces, sin duda, es uno de los mejores sitios para promocionar tu vídeo.
  • Publicidad en TikTok. Uno de los últimos booms de red social audiovisual entre la generación Z. Las grandes marcas están ya apostando por publicidades muy creativas adaptadas a este canal.
  • Publicidad en Snapchat. Dirigida a un público joven, donde la mensajería y la red social se entremezclan.

SEM: publicidad en Google

La publicidad en Google es seguramente la segunda opción que te vas a plantear.

Se trata de aquellos anuncios que aparecen promocionados y destacados en las primeras posiciones de los resultados de búsqueda.

Funciona con un sistema de puja o subasta en cada palabra clave, en el que pagas en función del nivel de competencia y de lo que tú estés dispuesto a pagar.

La gran ventaja de la publicidad en Google es que es una publicidad de búsqueda, es decir, te diriges a un público que está buscando ese producto o servicio y por tanto es más propenso a comprar.

A cambio hay dos problemas:

  • Para muchas palabras clave el volumen de búsquedas es pequeño o limitado, con lo que el alcance e impacto de las campañas es muy bajo o incluso nulo.
  • En las palabras clave con muchas búsquedas, la alta competencia nos lleva a costes elevados, que a menudo no se consiguen rentabilizar.

Trabajar el posicionamiento orgánico SEO para aparecer en los primeros resultados de búsqueda es una alternativa a considerar, pero cada vez es más difícil de conseguir, por lo que en ciertos casos conviene invertir en publicidad SEM de búsqueda para aparecer en las primeras posiciones de Google,

Retargeting y remarketing

¿Conoces esa sensación de una marca te persigue por todas partes después de haber pasado por su web o su anuncio?

Puede ser agobiante, lo se, pero desde el punto de vista del anunciante, si lo haces bien, es una de las formas más efectivas de conseguir que nuestras campañas de publicidad sean efectivas.

Las técnicas de retargeting y remarketing consisten precisamente en ser campañas dónde mostramos nuestros anuncios a personas que ya han interactuado con nosotros y de las que podemos conocer el historial, la actividad y sus intereses.

A través de los sistemas de seguimiento que nos ofrecen Facebook y Google, podemos incluir nuevos anuncios, diseñados específicamente para esas personas, por dos vías:

  • Redes sociales: tanto en Facebook como en Instagram.
  • Red de display de Google: mostrando banners en páginas webs dónde se muestran los anuncios de Google Ads, como ocurre por ejemplo con la mayoría de periódicos online y numerosos blogs.

Y podemos diseñar campañas específicas para personas que han visitado nuestra web, la página de ventas, que han abandonado el carrito, han visto un anuncio anterior o han llegado a un punto X en nuestro embudo o customer journey.

Pongamos por caso: tu potencial cliente ha entrado en tu web y ha salido sin comprar nada. Con este dato puedes crear una publicidad exclusiva para este perfil, alguien que ya te conoce y sabe lo que les ofreces pero todavía no se ha decidido a dar el paso.

Publicidad con influencers

Con el auge de Youtube y sobre todo de Instagram, se ha popularizado esta opción, que consiste en un acuerdo con esa persona referente para que divulgue entre sus seguidores tu producto o servicio.

La ventaja para los profesionales freelance y las pymes es que podemos acceder a los microinfluencers, que son aquellos con audiencias más limitadas, por ejemplo, entre 10.000 y 20.000 seguidores en Instagram.

Los microinfluencers que están bien posicionados en un nicho en concreto y tienen una comunidad de seguidores de calidad pueden conseguir resultados interesantes.

Esto no es fácil saberlo de antemano, tendrás que probar con varios, conozco casos en los que el microinfluencer que tenía mejor pinta luego no generaba ventas y sin embargo otros que pasaban más desapercibidos sí.

Email marketing

Dentro de una buena estrategia de email marketing también hay sitio para la publicidad.

De hecho, si tienes tu propio newsletter, lo que debes hacer es mantener la fidelidad de tu lista de suscriptores con un 95% de emails que les aporten valor y/o entretenimiento.

Y luego puedes dedicar un 5% a promocionar productos o servicios propios o de terceros. Y es la publicidad online por email bien hecha sigue siendo una de las más efectivas.

Incluso en el marco de un lanzamiento puedes llegar a generar una campaña con una secuencia de emails comerciales, añadiendo un contenido cuidado para mantener esa cierta intimidad que da el tú a tú del email.

Trabaja bien la segmentación. Cuida el asunto y el cuerpo del email para conseguir una buena aceptación entre tus suscriptores. Y presta atención a la bandeja de spam, evitar acabar ahí dentro es uno de los grandes retos de este canal.

Publicidad display y banners

La publicidad online más clásica, los famosos banners de las webs, que aunque puedan parecer más intrusivos y agresivos, siguen dando resultados, porque aunque hayan perdido efectividad, también han bajado los precios.

Hay muchos tipos de displays entre los que elegir: los pop ups, los que se agrandan al pasar el cursor, los banners fijos en la parte superior, etc.

Si tienes una web o blog con cierto volumen de tráfico puedes usar los anuncios display para campañas de autopromoción que potencien las visitas a tu lead magnet o tus páginas de ventas.

Este tipo de publicidad sigue siendo efectiva pero resulta más invasiva y dificulta la navegabilidad o la lectura.

Uno de los problemas es que algunos banners no pasan el filtro de los ads blocker que muchos usuarios tienen instalados en el navegador.

Si lo que te estás planteando es realizar campañas en medios, quizás te interese contactar con agencias especializadas en publicidad programática, dónde en lugar de comprar banners en medios concretos vas a comprar espacios para audiencias determinadas en una red de medios.

La publicidad programática funciona gracias a los avanzados sistemas de rastreo y seguimiento que permiten mostrar los banners de una forma más inteligente.

Mobile Ads

No nos olvidemos de las aplicaciones móviles donde también hay espacio para anunciantes.

Suelen ser en formato vídeo o en pequeños banners. Esta opción es interesante si el dispositivo nativo de lo que promocionas es el móvil.

Ten en cuenta que aunque usamos el teléfono cada vez más, en amplios grupos de la población las compras se siguen haciendo mayoritariamente a través del ordenador.

Otros tipos de publicidad tradicional

Introducir la publicidad online dentro de tu estrategia de marca es algo que no puedes obviar,

Pero no por ello hay que olvidarse de otro tipo de publicidad, que si bien no responde a una necesidad de acción directa, es barata sencilla y efectiva, y a veces pasamos por alto.

  • Boca a boca: el marketing más deseado, codiciado y más económico es el de las recomendaciones. Como se dice, un cliente satisfecho es la mejor publicidad de tu negocio. Es algo que puedes promover mediante una adecuada comunicación e incluso premiar con descuentos e incentivos.
  • Publicidad de «calle»: especialmente en negocios locales, campañas de buzoneo, flyers o cartelería siguen teniendo efectividad, especialmente cuando son creativas.
  • Merchandising: camisetas, fundas, o mascarillas, todo sirve para visibilizar el nombre y el logo de tu marca, fidelizar a los clientes y ganar en popularidad.

Utiliza las opciones que tienes a tu alcance y sácale todo el partido a los diferentes formatos de publicidad online haciendo tests A/B y midiendo los resultados.

¿Conocías todas estos tipos de publicidad online y offline? ¿Cuáles has probado? ¿Qué problemas has tenido? Cuéntame y seguimos hablando en comentarios.

Compartir este post en redes sociales

Descubre nuestras master clases especiales para freelance y pymes:

Si quieres emprender:

Los 4 Pasos Imprescindibles para Crear un Negocio Viable

Si quieres escalar:

Las 12 Claves de los Negocios Online en la era post pandemia

Javier Santos Pascualena

SOBRE EL AUTOR

Javier Santos Pascualena

Socio fundador y creador de Infoautónomos.com, web de servicios líder para autónomos.
Emprendedor en serie, Mentoring Negocios es mi quinta empresa.
Llevo 24 años apoyando a emprendedores y pymes como consultor, mentor, profesor y asesor.

Deja un comentario