Síguenos en Instagram

19 ejemplos de valores en una empresa

Valores de una empresa

Seguro que ya has oído hablar de los valores de empresa más de una vez. A lo mejor te los pidió el diseñador de tu marca. O incluso los tienes publicados en tu web.

Pero, ¿los has trabajado en serio en tu negocio?.

Déjame adivinar, te ha parecido un tema teórico, abstracto y sin aplicación concreta. Te ha parecido aburrido y no le has prestado demasiada atención. Ocurre mucho.

Error: los valores de empresa son la esencia de la cultura de tu empresa, los principios que definen cómo quieres hacer las cosas en tu negocio, la manera en que te quieres posicionar y que se te conozca.

Da igual que hablemos de pymes o de autónomos, cualquier proyecto necesita asentar sus principios.

Sin embargo en mis 25 años como consultor y mentor de negocios he visto que no es lo habitual y que a menudo no se les presta la atención que merecen.

Por ello en este artículo vamos a ver por qué es importante trabajar con valores, 6 situaciones en las que puedes aplicarlos y 19 ejemplos de valores para inspirarte. Vamos al lío.

Qué son los valores de una empresa

Son los principios sobre los cuales se sustenta la esencia tu negocio y tu organización empresarial.

Van desde la ética y las buenas prácticas hasta los rasgos que marcan la diferencia con respecto a la competencia y los principios que quieres en toda persona que trabaje o colabore con el negocio.

Por eso, más que elegir o crear los valores de empresa –término que se usa demasiado–, se trata de mirar hacia dentro. Y una vez identificados, reforzarlos y potenciarlos de manera consciente. 

Por qué es importante definirlos 

Tener los valores bien definidos te dará claridad a la hora de tomar decisiones, obtener mejores resultados y planificar tus estrategias. Será más fácil trazar una hoja de ruta y crear el manual de operaciones que te permita organizarte bien.

Además, los valores son uno de los ingredientes fundamentales en tu estrategia de branding y posicionamiento de marca.

Por otra parte, si tienes equipo o colaboradores, te permitirá fomentar el sentido de pertenencia, lo que se traduce en un buen ambiente de trabajo, menores tasas de rotación y mayor implicación y productividad.

Como ves, si no tienes los valores de tu empresa trabajados, es hora de hacer los deberes. Una buena opción puede ser apoyarte en un mentor de emprendedores para reforzar la organización y cultura del negocio.

La importancia de los valores de una empresa radica en que a partir de ellos se tiene un panorama más definido de la cultura organizacional.

Esto resulta indispensable para el buen funcionamiento del negocio, independientemente del tamaño (da igual que tu empresa seas tú solo o que tengas a tu cargo a cincuenta empleados). Aunque para crecer y escalar es esencial.

Cómo aplicar los valores en tu negocio: 6 ejemplos prácticos

Como te he dicho, en mis 25 años como consultor y mentor he visto como la mayoría de pequeñas empresas y profesionales freelance no profundizan lo suficiente en sus valores.

Porque de negocio con propósito, Ikigai ,etc. se habla mucho, pero luego ¿cómo se lleva todo esto a la realidad del negocio y del emprendedor?.

Vamos a ver en detalle en qué momentos de tu actividad como emprendedor necesitas tener los valores bien claros: 

1. Branding e identidad de marca

Si contratas a un experto en branding para que diseñe tu logo, defina tu marca y diseñe tu web te va a pedir, sí o sí, que le digas cuáles son los valores que te representan y diferencian.

Esta suele ser la primera aproximación a los valores que se suele tener cuando montas tu empresa. A veces la única.

Y a menudo, sobre todo si emprendes por primera vez, te pilla un poco pronto y es fácil que caigas en generalidades.

Pero es un punto de partida y es importante porque el branding y la identidad de tu marca pueden comunicar (o no) tu esencia y personalidad, lo que solo se puede hacer bien con unos valores claros.

2. Hacer públicos tus valores: manifiesto y dossier comercial

El siguiente escalón es hacer públicos tus valores y quizás te sorprenda pero son pocas las pymes y freelance que lo hacen y menos las que los publican con originalidad.

A menudo se quedan en un triste y clásico apartado de «Misión, Visión y Valores» en la web, con enunciados muy generales y sosos. 

Así que si los vas a hacer públicos, cúrratelos, aporta ejemplos y elementos que te diferencien. Aprieta un poco con tu copywriting y storytelling y explica en la práctica que supone.

Ejemplo de lo que no tienes que hacer (caso real) Desarrollo sostenible:  promovemos en la medida de lo posible los valores que sustentan la sostenibilidad ambiental, social y económica.

Ejemplo mejorado: Sostenibilidad Audaz y Eco-revolucionaria: No solo abrazamos un futuro verde, lo diseñamos y respiramos, porque lo verde rompe moldes en lugar del planeta.

Piensa que un buen manifiesto de valores en tu web o en tu dosier comercial te puede ayudar a destacar sobre la competencia.

3. Selección y evaluación de tu equipo

Aquí ya subimos el nivel, cuando entrevistes personas para ampliar tu plantilla, acuérdate de valorar si encajan con los valores de tu empresa.

Una pyme con un fuerte componente social, por ejemplo en la economía circular, preferirá buscar trabajadores comprometidos con causas sociales o temas de sostenibilidad. 

Pero no solo al seleccionar, sino que a medida que la empresa evoluciona conviene que te asegures de que todo el equipo sigue alineado con los valores de la empresa.

4. Crisis de reputación

Nadie se la espera, pero puede ocurrir. Especialmente hoy en día, que la información vuela. Si tu marca se enfrenta a una crisis de reputación, ya sea debido a un error interno, un problema de calidad del producto o cualquier otro motivo, tener tus valores bien definidos te será de gran ayuda.

Serán los pilares para dar una respuesta coherente y reconstruir la confianza de los clientes.

5. Colaboraciones y eventos corporativos

Si decides colaborar con otras empresas o formar parte en eventos corporativos, ten cuidado al elegir con quién te asocias, para mostrar coherencia con tus principios.

6. Lanzamiento de nuevos productos o servicios

Un lanzamiento es el momento ideal para poner en foco los valores de tu empresa. Por ejemplo, si tienes un negocio de tecnología que valora la accesibilidad inclusiva, podrías destacar cómo tu nuevo producto ha sido diseñado para ser fácil de usar para personas con discapacidad.

6 ejemplos de valores de calidad y servicio

Vamos ya con los 19 ejemplos de valores desde una perspectiva práctica. En este primer apartado he reunido 6 valores de la cultura empresarial que se ven reflejados en los resultados de un producto o servicio y en la imagen que un negocio proyecta frente a sus clientes.

Valores Empresa Calidad

Competencia

Tener competencia es hacer las cosas bien una y otra vez, demostrando que la empresa es buena en lo que hace.

Por supuesto que si ofreces un servicio, se da por hecho que tienes que saber hacerlo bien, pero si decides posicionarte por este valor de calidad, tendrás que dar un paso más. Te hablo, por ejemplo, de contar con colaboradores senior especializados o de la calidad de los acabados en tu producto.

Excelencia

Excelencia significa superar las expectativas de tus clientes. Ir más allá del estándar y ofrecer más de lo que se espera. Ya no se trata solo de que lo hagas bien, sino de que se convierta en una experiencia 360º: una atención al cliente impoluta antes durante y después, gran cuidado por el detalle, y, por supuesto, un producto o servicio de alta calidad. 

Orientación al cliente

Una organización customer centric tiene al cliente como eje central a la hora de desarrollar sus estrategias, establecer sus objetivos y ejecutar cualquier acción. También se preocupa por pedir un feedback constante para encontrar puntos de mejora y personalizar cada uno de los contactos que tenga con el comprador. 

Resolutividad

Las empresas resolutivas se esfuerzan en buscar soluciones y adaptarse a las diferentes situaciones a las que se enfrentan, sea cual sea la dificultad que se presente. Tiene gran importancia de cara al público, pero también debe aplicarse puertas adentro.

Accesibilidad

Hoy en día, la tecnología nos ofrece infinitas opciones para mantenernos conectados, y la accesibilidad como valor parte de la garantía de que cualquier interesado pueda encontrar y comunicarse con la empresa de manera rápida y sencilla.

Ofrece diferentes canales, facilita la experiencia de usuario con indicaciones claras y visibles, establece canales de comunicación efectivos y asegúrate de estar donde se encuentran tus clientes y de hacerles la vida más fácil.

Mejora continua

Según esta filosofía, lo más importante para crecer es hacer avances pequeños pero constantes en todas las tareas y acciones, aunque tengan poca relevancia aparente. Parte de una premisa simple: no importa lo que hagas, siempre puedes mejorar.

6 ejemplos de valores de personalidad

En este segundo apartado nos enfocamos en algunos ejemplos de valores de personalidad. Están relacionados con los rasgos que caracterizan a la empresa y que la diferencian de las otras. Aquí es muy importante saber comunicar estos valores, de una forma directa, auténtica y entendible. Los medios digitales suelen ser un excelente altavoz en este contexto.

Valores Empresa Personalidad

Espontaneidad

Con este valor se busca huir de una imagen rígida e impersonal, dejando espacio a la parte más humana y cercana. Esto no significa no planificar o estructurar una estrategia de negocio sólida, sino transmitir de manera menos encorsetada y más conversacional. En este sentido, las redes sociales y los canales digitales son espacios perfectos para poder fomentar esta faceta.

Pasión

Demostrar entusiasmo por lo que se hace es uno de los rasgos más atractivos y que más gancho tienen sobre los clientes. Por supuesto, tiene mucho que ver con identificar de forma clara el propósito de la empresa y creer en él al 100%. 

También es muy importante mantener la motivación y el entusiasmo de tus colaboradores, y ser capaz de transmitir esta energía a tu público objetivo.

Recuerda, tu negocio no solo vende productos o servicios, ¡sino que debe tener un impacto real y positivo en la vida de tus clientes! Estas también son historias que puedes compartir para comunicar toda la pasión que hay detrás de tu trabajo.

Humor

Una pizca de humor puede ser el ingrediente que tu marca necesita. Además, la idea de que las empresas son una entidad seria y formal es cosa del pasado, y aquellas que apuestan por un estilo desenfadado tienen más probabilidades de conectar con ciertos perfiles. Y recuerda, humores hay muchos, tendrás que encontrar el que te nazca de manera natural.

Empatía

Es la capacidad de ponerse en la piel de los demás, y cuando se trata de una empresa, las personas que nos rodean de manera más inmediata son los empleados y los clientes. 

Esto quiere decir comprender su situación, ofrecer soluciones y evitar los conflictos desde una comunicación asertiva.

La ventaja de una pyme o un negocio de freelance frente a una empresa más grande, es que su medida es más humana. Aprovecha este factor: ofrece soluciones personalizadas y preocúpate por averiguar lo que necesitan tus clientes.

Honestidad

Más allá de no decir falsedades, implica también respetar las reglas y alejarse de prácticas dudosas o poco claras.

Defender la verdad inspira confianza y cercanía. Con el cliente y contigo mismo. Por ejemplo, si apuestas por este valor por encima de los otros, tendrás que decirle a un cliente que tu producto o servicio no es para él en ese momento, aunque pierdas esa venta.

O si tienes un comercio o negocio local dónde el equipo cobre en metálico, será importante que elijas personas honestas en las que puedas confiar.

Audacia

Se relaciona con la valentía o el atrevimiento de proponer ideas que se salen del molde, o llevar a cabo acciones arriesgadas y rompedoras. 

Es un valor que te puede hacer destacar en el mundo empresarial, pero también hay que tener en cuenta que no se ajusta a todo tipo de empresas.

6 ejemplos de valores de posicionamiento

Vamos a por otro tipo de ejemplos, en este caso, los que yo denomino valores de posicionamiento. Ayudan a crear una imagen positiva frente al público y tienen por objetivo cultivar la confianza y la cercanía para que las personas se sientan identificadas con la empresa y la elijan más allá del producto o servicio.

Valores Empresa Posicionamiento

Innovación y creatividad

En una sociedad en la que lo nuevo dura poco, la capacidad de innovar y desarrollar propuestas disruptivas es indispensable para no caer en el olvido. Además, es muy importante mantener enfoques creativos que ayuden a la diferenciación o a la transmisión de una imagen de calidad y/o vanguardia.

Si la innovación es uno de los valores principales de tu pyme, haz que sea una constante  que toque todos los ámbitos del negocio y crea el ecosistema para que todo el equipo pueda plantear y desarrollar sus ideas.

Tecnología y transformación digital

Destacar como una empresa pionera desde el punto de vista tecnológico y digital es un valor distintivo y reconocible. Pero para conseguirlo, tendrás que mantenerte siempre al tanto de las novedades y formarte continuamente.

Los avances de la IA, por ejemplo, van a revolucionar también el mundo de las pymes. Si vendes productos, puedes implementar un sistema de compra online personalizado, que utilice la inteligencia artificial para ofrecer recomendaciones adaptadas a los clientes, o de chatbots para contestar a las preguntas más frecuentes.

Sostenibilidad

Al día de hoy, la conciencia colectiva sobre la importancia de una economía circular y respetuosa con el entorno está en aumento, por lo que este compromiso adquiere un valor aún más significativo. 

Piensa en una pequeña marca de moda sostenible. Para darle protagonismo a ese enfoque, tiene que destacar sus prácticas éticas y su elección de materiales ecológicos, tanto en la comunicación cara al cliente, como en la que se dirige a sus proveedores.

Transparencia

Implica ofrecer al cliente y al público en general toda la información respecto a los procedimientos, métodos, productos y servicios. También conlleva una parte interna, y ejemplo de ello son las reuniones a puerta abierta o el acceso del personal a informes de resultados o tabla salarial.

Si eres autónomo, puedes cumplir con este principio proporcionando a tu cliente un desglose claro del tiempo que dedicas a cada fase del proyecto, o los recursos o colaboradores con los que cuentas. Así también el presupuesto será más entendible.

Responsabilidad social e inclusión

Se refiere al compromiso hacia actividades que favorezcan el bienestar de la comunidad que rodea a la empresa. Ejemplo de ello son los programas educativos, deportivos o culturales que impulsen el desarrollo social.

Además, la inclusión y equidad como valores, se establecen a través de políticas que promuevan la no discriminación de las personas que forman parte de la organización. Es fundamental que discapacidades, género, raza o cualquier otro sesgo no sean motivo de exclusión en ningún caso.

Seguridad

Este valor es clave para posicionarse como una organización en la cual se puede confiar. Se basa en practicar la atención y el cuidado necesarios para que todos los procesos, productos y servicios no sean solo efectivos, sino también seguros para todas las partes involucradas.  

Por ejemplo, si trabajas en el sector de la alimentación, comunicar claramente los estándares de calidad de tus productos y servicios mejorará la confianza hacia tu empresa.

Coherencia en tus valores de marca

Si tuviera que elegir solo un valor, sería, sin duda, la coherencia. Y es que es la pieza que une todas las demás. No es un valor opcional. 

Porque, ten en cuenta una cosa. Estos ejemplos que hemos visto son solo eso, ejemplos, pero de ninguna manera hay que forzar valores con los que no terminamos de encajar. A la larga sería perjudicial.

Pongamos por caso, si tienes un sistema automatizado, hablar de orientación al cliente tal vez no sea lo más conveniente, o si optas por un canal personalizado pero con un horario limitado, hablar de accesibilidad sería, como introducía antes, incoherente.

Por eso, lo que haces, dices y sientes (como empresa) deben ir en consonancia y los mismos principios deben verse reflejados en todos los canales que utilice la empresa.

No tiene sentido presentarse en redes sociales como una marca innovadora, para luego apelar a la tradición en el sitio web. O hablar de sostenibilidad ambiental, si luego se participa a eventos en los que este valor no se toma en consideración.

Como has visto, los valores de una empresa ayudan a configurar su idiosincrasia. En la práctica funcionan como un rasgo distintivo frente a empleados, socios, proveedores, inversionistas y sociedad en general. Por esta razón, es tan importante tenerlos presentes en el quehacer cotidiano de la compañía, pues es la única forma de que se vean reflejados en todos los ámbitos relacionados con él. 

¿Cuáles son los valores de esta lista que forman parte de tu negocio? ¿Se te ocurre alguno que haya que añadir?

Compartir este post en redes sociales

¿Quieres estar a la última en negocios online?

Apúntate a nuestro newsletter semanal para emprendedores actuales

PÍLDORAS DE INSPIRACIÓN y CONSEJOS EXCLUSIVOS:

Descubre nuestras master clases especiales para freelance y pymes:

El Camino De 4 Pasos Imprescindibles Para Crear Tu Negocio Online Viable

Si quieres emprender:

Los 4 Pasos Imprescindibles para Crear un Negocio Viable

Las 12 Claves De Los Negocios Online En La Era Post Pandemia

Si quieres escalar:

Superar los Bloqueos que impiden Crecer con tu Negocio

Javier Santos Pascualena

SOBRE EL AUTOR

Javier Santos Pascualena

Socio fundador y creador de Infoautónomos.com, web de servicios líder para autónomos.
Emprendedor en serie, Mentoring Negocios es mi quinta empresa.
Llevo 24 años apoyando a emprendedores y pymes como consultor, mentor, profesor y asesor.

Deja un comentario