SEO para blogs: cómo conseguir tráfico y visitas de calidad

SEO-Para-blogs

SEO para blogs. ¿Te suena, verdad?. ¿Lo tienes en cuenta en tu estrategia digital o has arrojado la toalla y lo has dado por imposible?. El tema está difícil pero merece la pena, así que te traigo unos consejos para que puedas mejorar tu SEO.

Los blogs son uno de los negocios online y estrategias de marketing digital más populares. Si no fíjate que estás en uno ahora mismo. En mi caso siempre ha sido uno de los pilares fundamentales de mi estrategia de marketing y visibilidad online, tanto en Infoautónomos como en Mentoring Negocios.

Está claro que conseguir posicionar en Google es bastante más difícil que hace unos años, la competencia es muy grande. Pero sigue habiendo buenas oportunidades de nicho.

Para tener éxito en ello no hay una receta mágica. Hay que ser innovador y constante, sabiendo que el fruto si llega, lo hará a medio o largo plazo.

Y que pasa por un continuo ensayo y error en una carrera de resistencia para atraer visitas orgánicas.

Porque al final eso es lo que todos queremos, ¿no?. ¡Oh yes, más tráfico y visitas por favor!

Vale, pues en este post te presento de forma sencilla los puntos básicos de cualquier estrategia SEO que se precie en este contexto digital de 2021. Te van a ayudar a posicionarte mejor en Google y así poder alcanzar una mayor audiencia. Adelante entonces, empecemos por el principio.

¿Por qué es importante trabajar el SEO para blogs?

Quizás esto sea evidente para muchos (si es tu caso, salta al punto siguiente), pero otros todavía no lo tienen claro, y prefiero pecar de prudente.

Lo voy a decir muy claro: ¡mola mucho tener un buen SEO en tu blog o tu web!.

Mola mucho ver cómo tus clientes llegan de forma natural, se registran para descargar tu lead magnet, cumplimentan el formulario de contacto o directamente compran en tu web.

Sin duda, cuando funciona, es una de las formas más agradecidas de captar tráfico.

El SEO, o lo que es lo mismo, la optimización en motores de búsqueda (fundamentalmente en Google), son todas aquellas prácticas que tienen como finalidad mejorar el posicionamiento de una web en los buscadores.

En pocas palabras, es lo que necesitas hacer para aparecer en los primeros resultados de búsqueda.

Además, piensa que la importancia de alcanzar estas posiciones radica en que los usuarios casi nunca llegan a la segunda página de resultados, y si tu blog está en ella no lo verá ni el tato.

Ahora bien, no creas que todo es cuestión de técnicas, porque es solo una parte de la ecuación; la otra es el contenido.

Si no ofreces información relevante, que aporte valor y resuelva la intención de búsqueda, no habrá trabajo de SEO para blogs que valga.

Por eso, lo primero que debes hacer es crear una estrategia de contenidos sólida que vaya de la mano con tus técnicas de posicionamiento.

Por eso no pienses que el SEO es gratis, porque crear buen contenido implica dedicar tiempo y cariño, tuyos o de un periodista o copywriter freelance que te ayude. Y eso en ambos casos tiene un precio.

Dicho lo anterior, es hora de entrar en materia.

SEO para blogs on page 

En la parte práctica del SEO, la primera rama es el SEO on page. Como su nombre indica, aquí entra todo lo que puedes hacer dentro de tu propio blog para que los algoritmos lo encuentren, indexen y posicionen de acuerdo a tu contenido. Los puntos más importantes de este trabajo interno son:

Contenido de calidad

Es el ingrediente base de tu SEO. Es preferible escribir pocos post de alta calidad y que se diferencien que muchos posts del montón.

Porque un post de calidad implica que el visitante no se va a ir nada más llegar y que el tiempo medio de estancia en el post va a ser mayor. Y Google eso lo ve y lo premia. El Ojo que lo ve todo ;-).

Implica que algunos de esos visitantes pueden compartirlo y enlazarlo. Incluso influencers u otros bloggers a los que te dirijas.

La estrategia pasa por tanto por crear contenido sobresaliente y diferente, a poder ser mejor que casi todo lo que encuentres en internet. O incluso el mejor contenido en un tema concreto.

Y claro, eso hoy en día, al menos en nichos de mercado competidos, pasar generalmente por escribir posts largos y hacer el trabajo de investigación necesario.

En estos sectores, si vas en serio con el SEO, no te debe dar pereza escribir posts de al menos 2.000 palabras. Aunque sea uno al mes o cada cierto tiempo.

Piensa que este tipo de posts te van ayudar a que tu audiencia te vea como un experto. Y con cada post vas construyendo una relación de confianza con tus lectores.

También es interesante escribir sobre temas de actualidad y novedades, que puedan estar recibiendo más búsquedas. Y darle una capita de pintura de vez en cuando a tus contenidos de hace años, para que sigan brillando como si fueran nuevos.

Y por supuesto, escribir de una manera que conecte con tu cliente ideal mediante técnicas de copywriting y storytelling.

Palabras clave

También conocidas por su nombre en inglés, keywords, son la esencia de la optimización on page y el primer factor que debes atender en este proceso. Con las palabras clave adecuadas podrás asegurarte de que los algoritmos sepan de lo que estás hablando y le muestren tu contenido a los usuarios que lo buscan.

Para elegir las correctas puedes usar herramientas como el Planificador de palabras clave de Google, AnswerThePublic o Ubersuggest. Según la que escojas podrás tener información sobre los volúmenes de búsqueda, la competencia y la facilidad para posicionar una determinada keyword, entre otros datos.

Hay distintos tipos de palabras clave. Debes diferencias las principales o generales (ejemplo: ISO 9001), de las secundarias (consultor ISO 9001) y de las de cola larga (long tail) que son aquellas compuestas de varios términos (consultor ISO 9001 industria).

En las generales está muy difícil posicionar, debes apostar más por palabras clave «long tail», dónde a pesar de su menor tráfico, tendrás más opciones de posicionar y de convertir, ya que al ser más específicas convierten mejor.

También deberás valorar la intención de búsqueda que conlleva cada palabra clave y los formatos en los que Google está ofreciendo resultados para ellas: mapa, imágenes, contenidos y preguntas destacadas, Google shopping, etc.

Optimización de palabras clave en el contenido de tu blog

Conocer y elegir las palabras por las que vas a intentar posicionarte es solo el primer paso. Una vez claros, estos términos deberán estar presentes en ciertas partes de tu blog, y a partir de aquí empieza la estrategia.

En cuanto a textos y redacción SEO, las keywords hay que introducirlas con naturalidad, sin que suene forzado y priorizando siempre la calidad y experiencia del lector. Dicho esto, debes cuidar que estén presentes en:

  • El título H1 de tu post.
  • Uno o dos subapartados (H2, H3) según la extensión y estructura del contenido.
  • La introducción y la conclusión.
  • El cuerpo del texto. Aquí, el número varía en función de la longitud. Si te pasas Google te penalizará.

En cuanto al resto de elementos, deberás colocarlas en:

  • La URL.
  • La meta descripción.
  • Los textos alt de las imágenes.
  • Los títulos de las imágenes y vídeos.

Si, trabajas con wordpress, el plugin de Yoast SEO es poco menos que imprescindible.

Velocidad de carga

Este es otro de los factores que impactan en el SEO para blogs, pues incide directamente en la experiencia del usuario, algo a lo que Google le presta mucha atención.

Mientras más rápido cargue tu página, mejor será su indexabilidad, es decir, será más fácil que los algoritmos la tengan en cuenta para mostrarla cuando corresponda.

Por otro lado, la velocidad de carga afecta de forma importante a tu tasa de rebote, lo que se refiere a los visitantes que llegan a tu web y la dejan sin haber ido más allá de una página. Esto tiene sentido porque nadie suele estar dispuesto a esperar más de un par de segundos para poder navegar en una web.

Por esta razón, debes tener cuidado de optimizar todos los parámetros relacionados con la velocidad, tales como el hosting, la programación y la interfaz, incluido el contenido multimedia. Unos pocos segundos pueden marcar la diferencia entre una conversión y un abandono.

Enlazado interno

Es otro factor a cuidar ya que la estructura de enlaces internos entre las páginas que componen tu web sirve para distribuir entre ellas la autoridad de tu página a ojos de Google. El famoso «link juice».

En este sentido es importante cuidar lo que enlazas desde la página de inicio, los menús de cabecera y pie de página así como en los principales posts y categorías de tu blog.

Y asegurarte de que estás enlazando a las páginas que tienes más interés en posicionar.

A medida que con los años tu posicionamiento y tu tráfico crece, este enlazado interno cobra más importancia porque la Ley de Pareto aplica aquí también y probablemente el 20% de tus posts aporten el 80% del tráfico.

Y lógicamente Google, que todo lo ve, valora más los enlaces en los posts más visitados.

Diseño responsivo

Hoy en día, más de la mitad de las búsquedas hechas en internet provienen de móviles o tablets. Por esta razón, Google premia con un mejor posicionamiento a las páginas que toman en cuenta la adaptabilidad, pues esto influye en la experiencia de navegación. Como ya te he dicho, a Google le encanta que sus usuarios se paseen por la web cómodamente.

Si tu blog no está optimizado para móviles, no solo estarás en desventaja de cara a los resultados de búsqueda, sino que también perderás visitas que vengan de enlaces directos. Al fin y al cabo, ¿quién navegará desde su móvil en un sitio que se muestra desordenado y con problemas de carga?

Desde hace un tiempo existe la herramienta “Mobile-Friendly Test” dentro de las opciones del Google Search Console, y puede resultar muy útil para evaluar cómo de responsivo es tu sitio.

Además, si trabajas con wordpress, las plantillas y plugins de maquetadores visuales más extendidos te permiten  que el contenido sea responsivo y se adapte de manera automática al dispositivo del usuario.

SEO off page

Se refiere a todos aquellos factores que están fuera de tu blog, pero influyen en su posicionamiento, visibilidad y autoridad.

La base del SEO off page son los backlinks, es decir, enlaces que apuntan hacia tu web.

Más allá de los atajos, lo importante es ofrecer un contenido amplio y de calidad para que otros te tengan como referencia y decidan mencionarte (y enlazarte). Sin embargo, en el momento de ganar visitas también influyen factores como la promoción de tu contenido a través de distintos canales.

Aunque las posibilidades son bastante amplias, te resumo tres de las estrategias que considero más importantes para empezar a trabajar tu SEO off page.

Redes sociales

Dependiendo del área de tu blog y tu público objetivo puedes usar canales como Facebook, Linkedin, Instagram o Twitter y referir enlaces con tu contenido. Eso sí, evita publicar por publicar, ya que lo ideal es que dichos enlaces sirvan como una ampliación de la información que ofreces por esos medios.

Una buena práctica es revisar etiquetas o hashtags sobre el enfoque de tus posts y encontrar personas que busquen o expongan ideas al respecto. Se trata de una audiencia cualificada que ya tiene interés en el tema y agradecerá tu aportación.

Si llegas a detectar a influencers que publican un hilo o conversación relacionado con en el tema en el que tú has preparado un post de mucha calidad, se lo puedes presentar y si tienes suerte conseguirás viralidad y tal vez hasta ese ansiado backlink.

Así aumentarán las probabilidades de que visiten tu web y además compartirán la información, si les ha resultado útil. Sobre esto último, es importante que coloques enlaces directos a tus distintas redes sociales para facilitar la tarea.

Otra técnica es publicar un post introductorio en tu red social favorita para crear expectación sobre el tema del que quieres escribir. Y avisar que para verlo te dejen un pequeño comentario o like. O que te sigan. Eso hará que cuando publiques el post enlazando al nuevo contenido, haya más opciones de que el algoritmo se lo muestre.

Como ves son técnicas que requieren paciencia e ir poco a poco.

Guest blogging y promoción como marca

Esta es una de las prácticas más populares para hacer networking entre bloggers y consiste en escribir como invitado en otros sitios y dejar que sus autores hagan lo propio en el tuyo. Como es de esperar, cada uno de esos posts tendrán enlaces al blog del otro.

Para que esta estrategia tenga sentido, debes hacer intercambios con personas de tu mismo sector, de modo que ambos compartáis área de conocimiento y temáticas de interés para vuestras audiencias. Esto te ayudará a estrechar relaciones profesionales que pueden ser provechosas para ambas partes en el futuro.

Esta técnica sobre todo funciona con otras webs y blogs que estén empezando, porque si te diriges a los que ya tienen un posicionamiento SEO importante, lo normal es que te cobren por publicar un post o enlazarte o que no acepten colaboraciones de terceros.

Lo bueno del guest posting (posts de invitado o como colaborador) es que te puedes asegurar de que vas a recibir enlaces «do follow», que son los que tienen más peso e importancia para Google.

Ten en cuenta que cuando empiezas es recomendable escribir al menos un post de invitado por cada dos posts que publiques en tu blog.

Así que si quieres conseguir SEO para tu blog, necesitas un plan de networking digital y escribir en páginas de terceros, al menos hasta que consigas la notoriedad suficiente para recibir backlinks de forma natural.

Y en este proceso tu marca se ira consolidando en el mercado y te irán surgiendo nuevas oportunidades de colaboración

Foros y comunidades

Participa en foros online de temáticas relacionadas con tu sector y busca aquellas preguntas o discusiones en las que se aborden los temas que tú has tratado. Es un espacio idóneo para colocar enlaces a tu blog que aporten valor y amplíen la información, pues los participantes ya tienen interés sobre ello y sentirán curiosidad por visitarte.

Ahora bien, procura dejar comentarios que añadan algo nuevo a la discusión, e invita a hacer clic como una forma de complementar lo dicho. Si solo te dedicas a spamear y dejar enlaces por doquier podrías ser penalizado por Google.

También puedes dejar comentarios que aporten valor en blogs de otros expertos y referentes relacionados con tu temática.

Debes saber que los enlaces en foros y comentarios de blogs suelen ser «no follow» por defecto, es decir, no transmiten autoridad, luego son muchos menos importantes que los enlaces «do follow». Pero Google también los ve y algo de valor tienen, sobre todo porque a Google le gusta ver blogs naturales, que reciben enlaces de todo tipo.

Como has visto, trabajar el SEO para blogs no es tarea de un solo momento, pues hay muchos factores a tener en cuenta y cada uno de ellos requiere atención y tiempo. Además, los algoritmos cambian y los parámetros se actualizan de forma constante, por lo que es un camino que se hace andando. Aun así, con la información que te he dado tendrás un poco más de base para seguir mejorando.

Plan y auditoría SEO de tu blog o web

¿Te interesaría que trabajemos dos horas, mano a mano, en fijar tu estrategia SEO: análisis de palabras clave, competencia, contenidos a mejorar / crear y estrategia de backlinks?.

Escríbeme a través del formulario de contacto y te paso huecos en mi agenda y presupuesto.

¿Tienes un blog? Me encantará que nos compartas en comentarios qué otras estrategias aplicas para trabajar el SEO y cuáles son las que mejor resultado te han dado.

Illustration by Freepik Storyset

Compartir este post en redes sociales

Descubre nuestras master clases especiales para freelance y pymes:

Si quieres emprender:

Los 4 Pasos Imprescindibles para Crear un Negocio Viable

Si quieres escalar:

Las 12 Claves de los Negocios Online en la era post pandemia

Javier Santos Pascualena

SOBRE EL AUTOR

Javier Santos Pascualena

Socio fundador y creador de Infoautónomos.com, web de servicios líder para autónomos.
Emprendedor en serie, Mentoring Negocios es mi quinta empresa.
Llevo 24 años apoyando a emprendedores y pymes como consultor, mentor, profesor y asesor.

Deja un comentario